¡HOLA!

Mi nombre es Ariadna, aunque todo el mundo me llama Ari.

Soy fundadora de Llum, nacida en las islas afortunadas pero ya casi más valenciana que el garrofó, ¡ah! y una loca de las plantas, verás que en el cowork están por todas partes.

Llevamos abiertos desde 2018 y por aquí han pasado un montón de profesionales de áreas distintas (diseño, fotografía, personal shoppers, profesores de idiomas, traductores, gente de marketing, ingenieros, videógrafos, copywriters…) como ves, tenemos un ambiente muy variado, pero siempre caracterizado por ser un espacio tranquilo y lleno de buen rollo. Hay gente que lleva con nosotros desde que abrimos en 2018 y por algo será… nadie se queda donde no está a gusto.

Como freelance he trabajado a lo largo de mi carrera en varios espacios, pero siempre me faltaba o me sobraba algo para estar 100% cómoda. Un día me lie la manta a la cabeza y decidí abrir mi propio coworking: Llum

El nombre lo escogimos precisamente por toda la luz que tenemos (Llum es luz en valenciano) y me pareció el nombre perfecto.

Al montarlo, no lo hice pensando como empresaria, sino como freelance. Yo también iba a trabajar ahí ,por lo que quería que fuera un lugar realmente enfocado a estar cómoda en el trabajo y que la gente que viniera sintiera la mismo que yo: comodidad, ambiente agradable y disponer de todo lo necesario para concentrarte en tus proyectos.

El resultado es un espacio que me parece precioso y una gente maravillosa que lo llena de vida cada día (junto con mis plantas).

Un coworking es un lugar donde no solo vas a trabajar, también encuentras gente que te inspira, que te escucha cuando tienes un día horroroso y te ayuda siempre que puede, a salir del atasco mental en el que a veces puedes encontrarte.

Y aunque sea algo que suene típico al relacionarte con más profesionales ya sean de tu área o de otra distinta se crean muchas veces proyectos en común. Por ejemplo la última de esas sinergias consiste en Brote, un estudio creativo que estoy montando junto con una fotógrafa y una copywriter que trabajan también en Llum.

Nuestro espacio siempre se ha caracterizado por tener mucho movimiento y actividades, desde fiestas after work, ver juntos el capítulo final de Juego de Tronos en el proyector de la sala, reuniones de tuppersex, catas de vino o diferentes meetup como el de WordPress and Beers o cursos para Instagram.

Parece todo muy ideal, pero es verdad, que al final se crea un ambiente muy chulo. No olvides que en el trabajo pasamos la mayor parte del tiempo ¿qué mejor sitio que hacerlo que en un espacio así?