Skip to content

EL COWORKING ES EL FUTURO DEL TRABAJO

En un mundo ampliamente conectado por los diferentes elementos que conforman la nube; es paradójico encontrar que la mayor parte de las personas no trabajan de manera conjunta, especialmente en el mundo de los negocios. Esto en palabras de Bernard De Koven se debe a la existencia de una graduación jerárquica y salarial que crea un aislamiento en la mayoría de los empleos y tiene su origen en la competitividad inclusive aunque pertenezca al mismo equipo de trabajo.

Es así como surge la idea del coworking, término utilizado por primera vez por Bernard De Koven cuyo significado es “trabajar juntos como iguales”. Se trata de explorar cómo poner en práctica los conocimientos anteriores y experiencias en la búsqueda de facilitar el trabajo.

Luego otros expertos como Brad Neuberg comenzaron un movimiento para posicionar esta filosofía en los Estados Unidos tratando de lograr por un lado la estructura de un trabajo de oficina y la libertad e independencia de un “freelancer”, todo esto ha generado una nueva tendencia de trabajo que al parecer tiene cada vez más seguidores.

Coworking: Quiero vivir bien.

Lograr que en la atmósfera de trabajo todo fluya y confluya es ideal para crear relaciones y lazos entre los trabajadores que realizan tareas o comparten una oficina, pero además puede resultar atractivo para profesionales que deseen trabajar en sus hogares, personas autónomas o simplemente para aquellos que necesitan viajar de manera constante y viven en un relativo aislamiento.

El coworking también puede superar las barreras físicas y aprovechar la sinergia que se da al trabajar “juntos como iguales” a pesar de encontrarse conectados simplemente a través de la nube o la red, hasta el punto de llegar a compartir los mismos valores. Además, se puede lograr la transdisciplina al encontrar puntos comunes en el trabajo de varios profesionales de diferentes carreras.

Por ejemplo, el publicista requiere un espacio y una dinámica de trabajo que le permita explotar su creatividad. Un entorno que le facilite vivir bien. En cambio, el encargado de las finanzas se siente cómodo en su oficina. Sin embargo, lo ideal para la empresa es que ambos puedan trabajar de manera conjunta. Esto se puede lograr a través del coworking.

Coworking: ventajas.

Centrándose en la parte menos material o física, pertenecer a un espacio donde se trabaja en la filosofía de Coworking va mas allá de una tendencia o moda, se trata de “unirse en una red o espacio colaborativo para ahorrar dinero, abatir barreras del aislamiento y colaborar con otras organizaciones y startups (Guzman y Tang: 2011), es decir, puede llegar a convertirse en un negocio muy lucrativo y atractivo para grandes organizaciones, como ya se está evidenciando.

Otra ventaja de los centros coworking es que no se pierde realmente la autonomía o individualidad de un colaborador en pro del grupo, sino que supone compartir fuentes y espacios para que mediante este proceso se encuentre un espacio común para compartir problemas, ideas y sobretodo soluciones, creando reacciones sinérgicas.

El Coworking: tendencia futura.

En diferentes estudios se ha catalogado a España como el tercer país donde hay más espacios de coworking. Esto da una idea sobre el posicionamiento que puede lograr este modo de trabajo en el futuro.

A la par del crecimiento del coworking se ha elevado la cantidad de emprendimientos, esto conlleva al rompimiento del viejo esquema de dependencia en los negocios, inclusive en el inmobiliario. Ya no será solo una tendencia para pequeños negocios. Sin embargo, el crecimiento exponencial del coworking conlleva a la necesidad de especializarse, porque proveer de conocimiento u oportunidades a la comunidad es algo que fideliza y requiere de experiencia de trabajo en el mundo global.

Un ejemplo de ello se manifiesta en grandes empresas como General Electric, Merck, KPMG y periódicos, que recurren cada vez más a los flexibles espacios que ofrece el coworking para complementar sus oficinas tradicionales.

Sólo en los últimos cuatro años la cantidad a nivel mundial de espacios dedicados a este segmento tuvo un crecimiento anual de 62%, mientras que la demanda registró un 85% y para el 2018 el número de usuarios a nivel mundial en espacios de coworking llegaron a alcanzar más de un millón de personas (Cifras soportadas en publicación del Diario El Universal)

AUTORA

SUSCRÍBETE Y CONSIGUE UN DÍA GRATIS EN NUESTRO ESPACIO

También te puede interesar

Nos adaptamos a la nueva normalidad

Hasta ahora todos nuestros puestos eran fijos, a partir del 1 de septiembre podrás venir a trabajar con nosotros en un puesto flexible. Nos los

Fecha

AUTORA

SUSCRÍBETE

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Dudas? ¡Consúltanos por WhatsApp!