En el mundo del Marketing es ampliamente conocida la consigna “localización, localización, localización” cuando se habla del potencial de un producto, un negocio, un punto de venta o de una empresa fabricante. Y no hablamos únicamente de la logística de lo tangible, sino también de la de los servicios. La localización puede ser uno de los factores clave en el desarrollo exitoso de un plan de negocio.

Muchos de los que empezamos nuestros propios proyectos, en los que ponemos el corazón y todas las horas posibles, con mucho sacrificio y preparándonos para recibir envites de todas partes, podemos olvidar lo relevante que resulta para nuestra actividad este factor de emplazamiento. Unos por falta de tiempo, otros por desconocimiento, o sencillamente por no tener más opciones, acabamos inintencionadamente eligiendo un punto de partida que puede no ser el óptimo, pero que, para empezar, nos resulta válido.

En mi propia experiencia he de decir que para nuestro coworking BEEHIVE (en el que ya confiábamos a ciegas antes de que siquiera lo sobrevolara la primera “bee”) teníamos claro que merecía seguir en la búsqueda hasta lograr encontrar LA ubicación para nuestros coworkers. Y tras muchas alternativas, “pateos” y planteamientos diversos… escogimos la que consideramos que aportaba más valor añadido a nuestra propuesta.

Tener unas instalaciones confortables, modernas, luminosas, tecnológicamente avanzadas… se convierte en un plus cuando están bien emplazadas y son accesibles a tus clientes y colaboradores; cuando es fácilmente identificable entre otras alternativas por su ubicación; porque en sólo unos minutos tienes muchos otros servicios que también aportan un “algo más”. Eso es lo que ha de pretender un negocio, sea de producto o servicios: accesibilidad y comunicabilidad.

Y dirás que también hay casos de éxito que lograron grandes resultados empezando en lugares remotos, sin medios y con las mismas ganas que nuestras bees…¡Por supuesto! Pero sin duda podemos mejorar nuestra velocidad, productividad y resultados teniendo en cuenta este elemento fundamental de nuestra estrategia. ¡Nosotros confiamos en haberlo conseguido!